Los relojes inteligentes representan sólo el 11 por ciento del mercado wearable

Moto360
El segmento es liderado por dispositivos destinados al monitoreo de la salud y actividad física.

 Un sondeo realizado por la firma GfK entre mil personas en el Reino Unido procura echar luz sobre el creciente segmento de los dispositivos de vestir. En su repaso, The Guardian trae a colación un informe anterior el cual señaló que el 33 por ciento de los compradores de wearables abandona el dispositivo a los seis meses de haberlo adquirido. La salvedad es la siguiente: algunos de aquellos equipos de vestir llegaron a ellos como un regalo al momento de comprar un smartphone.

Del estudio de GfK se desprende un dato interesante: los relojes inteligentes representan sólo el 11 por ciento del mercado de los wearables, siendo los equipos destinados al monitoreo de la salud y la práctica deportiva aquellos que dominan la escena, con un 39 por ciento de la cuota en su segmento. En segundo lugar aparecen las denominadas “computadoras de muñeca”, con un 26 por ciento del total, seguidas por las action cam, con un 24 por ciento. Estas cifras podrías revertirse en un futuro cercano, en vista al caudal de nuevos smartwatches que son presentados y que aparecen en las previsiones.

Además, se indica que el 42 por ciento de los compradores prefiere comprar productos con el sello de firmas de tecnología antes que fabricados por firmas de joyería. Tal como señala Phone Arena, el lanzamiento de Apple Watch aparece como un mojón en el segmento: además del impulso para el segmento que supone la participación de aquella firma, el fabricante promociona su wearable como un accesorio de moda, además de ser un dispositivo tecnológico. Aunque con menos vidriera que Apple, una estrategia similar fue emprendida por el líder de The Black Eyed Peas, Will.i.am, quien presentó el reloj inteligente Puls también, como un implemento de moda. Por otra parte, equipos como Moto 360 de Motorola (en la imagen principal) llegan con un diseño que da cuenta de esta búsqueda: ser funcionales y también estéticos.

Fuente: http://www.redusers.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *